¿Qué son los mapas conceptuales y cómo hacerlos?

qué son los mapas conceptuales

En este artículo vamos a ver qué son los mapas conceptuales, cómo hacerlos y qué tipos o ejemplos de mapas conceptuales podemos crear.

¿Qué es un mapa conceptual?

Un mapa conceptual es un esquema gráfico que nos permite visualizar de forma gráfica la relación entre ideas y conceptos en el tema determinado que estemos abordando.

Los mapas conceptuales o mapas mentales se fundamentan sobre «nodos» que contienen las ideas principales, y que luego se clasifican, priorizan y jerarquizan en el mapa. Estos nodos, se conectan con palabras que sirven de enlace en líneas o ramificaciones que conectan todo el esquema conceptual.

En definitiva, el mapa conceptual es un diagrama, es decir, una representación gráfica de ideas y la relación que tienen éstas ideas entre sí.

¿Cómo hacer mapas conceptuales?

Una vez hemos visto qué son los mapas conceptuales, es hora de ver cómo se hacen:

Hacer mapas conceptuales es mucho más fácil de lo que parece. Puedes crear estos mapas utilizando algunos de los programas para hacer mapas conceptuales o puedes utilizarlos con boli y papel (e incluso rotuladores, si quieres darle color).

Sin importar la forma de hacer los mapas conceptuales que hayas elegido (con programas o a mano), solo tienes que seguir estos pasos para crear un mapa mental de forma fácil y sencilla:

  • Título: Lo primero es definir el título que va a tener nuestro mapa conceptual. Por ejemplo, «Clasificación de los Alimentos»
  • Define las ideas: Es momento de elegir las ideas que van a conformar nuestro mapa. Haz una lista con las ideas del tema a tratar
  • Clasifica y jerarquiza las ideas: ahora hay que clasificar las ideas que teníamos en la lista y ver cuáles son las más importantes.
  • Conecta esas ideas: Una vez hayas definido el título y las ideas, y hayas clasificado estas ideas en función de su importancia, es momento de conectar las ideas. Para conectar las ideas podemos usar las plantillas de mapas conceptuales que ofrecen casi todos los programas o elegir uno de los ejemplos de mapas conceptuales que veremos a continuación.
  • Revisa el mapa conceptual: el último paso será revisar el mapa conceptual para ver que realmente hemos sintetizado, organizado y clasificado la información correctamente.

Y ya está. Este es el método más sencillo para hacer mapas conceptuales fácilmente. Si lo prefieres, hemos dejado un vídeo para que puedas ver cómo hacer mapas conceptuales en 5 pasos.

Tipos de mapas conceptuales

Ya hemos visto que son los mapas conceptuales y cómo hacer mapas conceptuales. Ahora es hora de ver los distintos tipos de mapas conceptuales que puedes crear. A continuación vamos a ver todos los tipos de mapas conceptuales que existen y en que se diferencia cada uno:

Mapa conceptual de araña

mapas conceptuales de araña

Los mapas conceptuales de araña son uno de los más clásicos.

Se distinguen porque el concepto o idea principal se encuentra en el centro y a partir de ahí, se ramifican los conceptos en los lados como si fuesen las patas de una araña.

Este mapa conceptual es bueno cuando hay un concepto principal y varias ideas secundarias relacionadas que tienen la misma jerarquía, es decir, no hay ideas secundarias más importantes que otras.

Mapas conceptuales de flujo o Diagramas de flujo

diagrama de flujo

Se conocen como mapas conceptuales de flujo o diagramas de flujo porque la información está organizada de forma que el mapa se entiende siguiendo el flujo de la información, como si fuese un río.

Es uno de los tipos de mapas conceptuales más conocidos y más utilizados, por su facilidad para confeccionarlos y la rapidez con la que el cerebro es capaz de visualizar la información de los diagramas de flujo.

Mapas conceptuales de sistema

los mapas sistémicos no siguen un flujo concreto de información

En cuanto a la organización del mapa mental, es similar al diagrama de flujo que hemos visto anteriormente, pero con la diferencia de que permite tanto entradas como salidas de información. Es decir, no sigue un flujo constante de información y por lo tanto no hay una dirección definida.

Los mapas sistémicos o de sistema son gráficamente muy visuales, y te ayudarán a entender la información de un vistazo.

Mapas conceptuales jerárquicos o de priorización

los mapas conceptuales jerárquicos son idóneos si necesitas clasificar información

Los mapas conceptuales jerárquicos cuentan con una idea principal y varias secundarias. La diferencia con el mapa conceptual de araña es que en este caso las ideas secundarias sí se jerarquizan. Aquí es importante establecer la información prioritaria.

Los mapas conceptuales jerárquicos hay que organizarlos de arriba (donde está la información más importante) hacia abajo (donde está la información menos relevante).

Por lo tanto, a la hora de definir el mapa conceptual, deberás establecer qué ideas son más importantes y qué ideas son más secundarias, y ordenarlas en base a ello.

David Gala Martinez
David Gala Martinez
Me llamo David Gala Martinez, soy ingeniero informático y entusiasta de la tecnología y el bricolaje. Además, se da la casualidad de que también soy el creador de tutorialesweb.com, web con la que espero enseñar todo lo que sé y acercar la tecnología a todo el mundo con cientos de tutoriales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.